Las viñetas de la lesión de Messi

1443278685_825220_1443279046_album_grande (1)

FOTO / Galería Marca

Messi cayó al césped del Camp Nou, tan horizontal e inmóvil como las rayas de la nueva equipación del Barça. Su rodilla, acostumbrada a los malabares, decidió cogerse dos meses de vacaciones. Sus compañeros, reunidos en ritual alrededor del diez, pretendían protegerlo, sabedores que en realidad es Messi el que les protege a ellos. Nada podía ya cobijar a esa pulga aturdida, tan desacostumbrada al infortunio. Todo el corro de barcelonistas notó el frío que se coló en una sobremesa calurosa, sintiéndose desamparados por la cojera de su ángel de las áreas.

Al fondo, tras la red de la portería que Messi no podrá perforar durante meses, se colaron retratos terroríficos de espectadores que se sintieron huérfanos durante varios minutos. Manos a la cabeza uno de ellos, que aplatana el rostro en busca de oxígeno. Centímetros más abajo se eleva un cuello que parece emerger de la camiseta se Suárez, rogando una reacción de su ídolo tendido. Un fotógrafo identificado captando la escena, dejando oír el sonido de los flashes como única distracción de la sintonía tenebrosa que cubría de angustia el Camp Nou. En otra viñeta más centrada, unos ojos atentamente descompuestos observan tras unas finas lentes. También con gafas, en esta ocasión posadas sobre una cabeza despejada, un aficionado sujeta con la mano la vena que amenaza con estallarle el cuello de la ansiedad.

Podéis observar muchos más rostros, deteniéndoos en cada uno de ellos para captar la zozobra que inunda la escena. Como el de un joven de piel morena y gorra amarilla hacia atrás incapaz de cerrar la boca del espanto. U otra gorra roja, esta sobre el larguero, que estrangula un rostro hinchado de preocupación. Y a la izquierda, alguien ríe. Luce la camiseta del Barça, seguramente con el nombre de Messi a la espalda. Sus gafas de sol negras contrastan con su dentadura descubierta, mostrando una carcajada desencajada que asusta si se mira fijamente. Decenas y decenas de viñetas que traslucen a través de esa red a la que Messi manda balones con sutileza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s