Reinvención

Este blog inició su andadura como un trabajo universitario de los muchos que se realizan durante la carrera. Era allá por 2009, cuando herramientas como wordpress apenas salían del cascarón y otras como Twitter ni imaginaban el tremendo boom que ocasionarían.

En sus orígenes fue un escaparate arbitral donde podía escribir sobre el arbitraje desde dentro del arbitraje. Pero este trabalenguas tuvo una vida corta, debido a que la profesión que se esconde tras el silbato es tan difícil de practicar como de contar. Disfruté esos inicios, y sigo haciendo muecas afables cada vez que releo alguna de esas primeras entradas, tan bisoñas como documentadas.

Posteriormente, una vez logrado el punto extra en la citada asignatura que me empujó a abrir el blog, decidí proseguir con él, ya sin tanta rectitud en la actualización y sin tanto miramiento sobre el género multimedia. La temática se abrió como un abanico que da de sí hasta resquebrajarse, pasando a escribir sin guión ninguno sobre cualquier acontecimiento deportivo que me viniera a la cabeza. O lo que es lo mismo, el blog me servía periódicamente para volcar mis frustraciones y limar el mono de escritura al que nos obliga un panorama laboral tan oscuro en lo que al periodismo se refiere.

Pero ahora, observando desde fuera el estado actual del periodismo deportivo, me he ilusionado de nuevo, como volviendo a ese 2009 cuando con cada línea pensaba cambiar el mundo. Entre tanto cromo repetido se puede aportar aire fresco. Entre tanta falsa exclusiva, rumor infundado, campaña interesada, puede abrirse una rendija por la que se cuele algo de brillo que aclare tanta penumbra. La idea es hacer periodismo deportivo, sí, huyendo lo máximo posible de tópicos y debates recurrentes pero sin perder un tono opinativo y de denuncia que haga que cualquiera que visite este cortijo se interese por él y vuelva a visitarlo.

Ojeando algunos blogs de compañeros, hay muchos valiosos, de mayor o menor repercusión, que derrochan maestría y calidad. Quizá yo no pueda aspirar a abordar un tema tan concreto, ya lo intenté con el arbitraje y salí tan escaldado como desorientado. Mi objetivo es demostrar que sin medios, tras un teclado y con un poco de ilusión, se puede tratar la actualidad deportiva de una forma distinta. El deporte son historias, y las historias están para contarlas, y quién mejor que “Don Quijote” para ello. Ese es el motivo por el que lo único que mantendré de los orígenes del blog será el nombre, el sello. El resto, como a todos nos toca en esta dura época, es todo un puzzle que trata de reinventarse. Por eso, con 285 entradas a sus espaldas (se pueden visitar, disponibles para curiosos o nostálgicos, en la etiqueta “añejo”), este foro empieza de cero. Bienvenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s