La guerra gitana en el Madrid

El Madrid se rige por las leyes gitanas. No basta con enfrentarse a los payos, además hay que buscar confrontación entre familias de la propia raza. En la Triana antigua eran los Vega contra los García (les sonará a los que hayan leído “La reina descalza”), lo que en la Chamartín actual podría compararse con la pugna entre los Casillistas y los Dieguistas (o Mourinhistas nostálgicos). Lo cierto es que el Madrid convive en pleno folclore ante la complaciencia de Ancelotti, que como buen patriarca promueve el careo entre cantes y fandangos.

images

Los protagonistas de la guerra gitana en Chamartín

He oído multitud de versiones y sobre todo de desprecios; es la pugna del topo contra el suplente de un cuarentón en el Sevilla, del novio de la periodista contra el repatriado. O la del mejor portero del mundo contra un profesional intachable que entrena como pocos y responde en el campo. La decisión es más mediática que deportiva. Por muchas cosas que pasen a Iker se le disimularán sus fallos y se le dignificarán sus aciertos. Es lo que tiene ser un santo y estar tocado con una varita. A Diego López se le enjuiciará en cada acción y se le condenará en cada fallo. Siempre se dijo que es difícil ser “el suplente de Casillas”, pero ¿y ser “el titular de Casillas”?

Mi percepción personal es que Ancelotti se ha metido en un lío por desconocimiento. Sin pedir consejo ni medir el voltaje social se atrevió con una decisión arriesgada que no ha podido justificar de ninguna de las maneras. Digo esto porque estoy convencido que Casillas jugará en Granada y será el portero titular del Madrid este año, y pienso que ya lo era incluso antes del partido contra el Betis. La titularidad de Diego López en el inicio liguero fue una forma de premiarle por su trabajo en pretemporada, un guiño inocente para animarle a no desfallecer que ha acabado detonando en un cóctel explosivo de fácil previsión para cualquiera pero de difícil sospecha para Carlo. Tanto critica al “Tata” por no ser consciente de dónde está cuando es él mismo el que aún no ha asimilado la dimensión de su actual “clAb“.

Ancelotti sólo es culpable de su torpe gestión, pero el caldo de cultivo previo tiene otros responsables variopintos que se escapaban a la imaginación del técnico madridista; La herencia dejada por Mourinho, la crisis de vestuario madridista de reciente cicatriz, la prensa cizañera le la capital o la falta de contundencia del presidente para defender a su capitán son algunos de los ingredientes que han ayudado a elaborar este plato tan sabroso de principio de temporada. Él no hizo la receta, pero tendrá que tener cuidado con no indigestarse al primer bocado. De Ancelotti hablo, por supuesto. Veremos como pinta el episodio de esta noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s