Kilómetro cero (II)

La segunda división destaca por su imprevisibilidad. Los favoritismos se relativizan y cualquier ciudad puede pasar de ilusionarse con un proyecto de primera a otear el precipicio de la desaparición. Nuestra liga de plata mejora año a año a través de una igualdad singular que deja opción a todo tipo de propuestas. El año pasado triunfó la solidez del Elche, pero también lucieron equipos atrevidos y con buen gusto como La UD Las Palmas o el Girona, o incluso hubo hueco para modestos rebeldes como el Alcorcón o la Ponferradina que basan sus opciones en crear un fortín en casa y hacer bien las cosas que saben hacer.

Este año la liga arranca bajo la sombra de la sospecha. Es habitual que la ausencia de fútbol en verano abra el abanico a los aspectos extradeportivos, que este año han asomado más peligrosamente que nunca. Desde los distintos casos del Guadalajara y el Alcorcón, pasando por descensos históricos como el del Racing o desapariciones ilustres como la del Xerez. Los rumores de apuestas y compra de partidos se han elevado hasta el grado de problema de primer nivel para los clubes y la competición, abriendo una guerra entre los que buscan culpables a toda costa y los que se sienten inocentes hasta que se demuestre lo contrario. La situación afecta a jugadores, aficiones y entornos, y sólo el balón podrá apartar a un segundo plano esta realidad desagradable.

En cuanto a lo futbolístico, muchas ciudades ilusionadas con empezar la maratón que lleve a su equipo a primera. Los descendidos intentarán revertir su tristeza y desaliento en ilusiones renovadas, los que se quedaron al borde de la gloria buscarán dar ese pasito que les faltó el año pasado, los que hicieron temporadas discretas tratarán de no repetir errores y los recién ascendidos buscarán consolidarse sin renunciar a soñar. En total 22 equipos y pocos favoritos, o muchos, según se mire. Depor, Zaragoza y Mallorca arrastrarán esa etiqueta de candidatos a la fuerza. Los dos primeros saben lo que es estar en el ascensor, pero en Mallorca ya queda lejos la última vez que no estuvo entre los grandes. Veo a los tres luchando por los 6 primeros lugares, todos con proyectos serios y entrenadores contrastados. A ellos se deben sumar históricos como el Sporting, el Hércules, el Recreativo o incluso algún ascendido de caché como el Tenerife o el Alavés. El picante lo pondrán los filiales, y la salsa equipos alegres como Las Palmas, Córdoba, Sabadell, Girona o Ponferradina que tendrán que confirmar las maneras apuntadas pero sin la ventaja de ser los equipo revelación como ocurrió temporadas pasadas. Veremos el papel del Alcorcón tras dos temporadas sobresalientes, y también será interesante la competitividad de los equipos del Norte como el Lugo, el Mirandés, el Eibar o el Numancia. En definitiva, una lucha atractiva que confronta a la geografía española por un lugar entre los mejores.

ASCENSO DIRECTO: Mallorca, Zaragoza

PROMOCIÓN: Sporting, Deportivo, Las Palmas, Hércules

DESCENSO: Eibar, Lugo, Mirandés, Jaén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s