Doble fracaso

Las semifinales de Champions confirman la actual superioridad del fútbol alemán y la eterna y ridícula pugna entre los colosos españoles, tanto en la derrota como en la victoria. Madrid y Barça escurren sus heridas con la sangre del vecino mientras el sueño de Wembley se desvanece para ambos. ¿Quién sale más tocado? Esa no es la pregunta, que debería orientarse hacia una mayor autocrítica en lugar de una irritable comparativa, aunque intentaré responderla.

tito-mou

Un brindis por el fútbol alemán

En mi opinión el fracaso es de idéntica magnitud para ambos, y ahí radica el demérito del Barça. Los blancos han caído con un rival de menos empaque (todos querían al Dortmund antes del sorteo), han alargado su quimera hacia la décima y han dinamitado el proyecto de reinar en Europa que trajo consigo Mourinho. El Barça, por su parte, se enfrentaba al campeón de Alemania, sin tanta urgencia por llegar a la final y con el colchón de una liga capaz de amortiguar un posible golpe. Pero el impacto fue tan sonado que el airbag apenas minimiza una herida interna que precisará de la más fina cirugía. Con menos que perder, el golpe del Barça ha sido similar al del Madrid, y la liga apenas es ahora un consuelo amargo.

Tras derrotas traumáticas, siempre surgen dos manías impulsivas que han vuelto a aparecer, la de buscar culpables y la de iniciar una reconstrucción. En el Barça se demoniza a hombres como Fábregas o Alves, y en el Madrid se focaliza la crítica en Higuaín o Di María. Cesc ha pasado de ser el exponente del Barcelonismo y el repatriado más deseado a ser un transferible que apenas cuesta unos 15 millones. Di María ha dejado de ser el mejor extremo de Europa para convertirse en una sombra al lado de lo que Bale podría aportar en Chamartín. Con Higuaín la crítica es mucho más hiriente, puesto que no se puede ser más injusto con un hombre que presenta la carta de servicios y los méritos del argentino.

Lejos de escarvar en el fondo, ambos equipos siguen tapando sus miserias y maquillando la superficie con nombres que ilusionen a la afición de cara a la próxima temporada. El problema del Madrid es de idea de juego, algo que no se soluciona sólo con la cartera; La pegada, la épica y el contragolpe valen hasta que la realidad europea desenmascara la cruda realidad; sin el mando de Alonso y los goles de Cristiano, la competitividad dismunuye a unos mínimos sonrojantes. Más de lo mismo pasa en el Barça, anclado en el tiqui- taca eterno que a falta de evolución visible ha quedado obsoleto para competir a gran nivel. Alves ha sido de los mejores en la última fase de temporada y Fábregas siempre ha tenido que lidiar con la difícil papeleta de ser el cabeza de turco tras el más mínimo traspiés. A estos factores hay que unir la mala gestión de plantilla de ambos entrenadores, especialmente la de Tito Vilanova; jugadores como Bartra, Song y Tello han llegado inmaduros a los partidos clave debido a la poca confianza que se ha puesto en ellos, mientras otros como Xavi o Messi han acabado la temporada lejos de su mejor forma y con lesiones que merman su rendimiento. Si a esto le unimos el debate reiterativo sobre las cualidades de Villa y Alexis, el resultado es un equipo caducado confeccionado a base de jugadores inseguros.

Madrid y Barça deben comenzar por olvidar sus rivalidades, acabar con su “cristiano-dependencia” o “Messi-dependencia” y virar hacia otro rumbo que encuentre aguas calmadas, y no sólo conformarse con sortear una ola tirando del barco a los pasajeros que aparentepente exceden el peso del navío. Alves, Fábregas, Alexis, Villa, Di María, Pepe o Higuaín son jugadores de primerísimo nivel europeo dignos de aparecer en cualquier plantilla de lujo. El problema del mal rendimiento a veces es la gestión, y en ambos equipos se han gestionado mal muchas cosas. El resultado no podía ser otro, doble fracaso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s