Las ligas pirata, un negocio redondo

El fútbol es un gran negocio. Se explota a gran escala (grandes contratos, derechos televisivos, precios de las entradas), pero también hay un aprovechamiento subterráneo que trasciende de los grandes eventos. Llevo todo el año pensando en escribir sobre las “ligas piratas”, y esta es la ocasión. El fútbol es una forma de lucro para los avispados que saben sacar rentabilidad de la pasión generalizada por chutar un balón.

pre-crisis-dinero-futbol_jpg_874778526

La piratería es la artimaña que surge para vender a precio económico un producto de menor calidad pero con similar envoltorio. El fútbol no se libra de ello. Me apasiona pitar partidos de fútbol base en el que se ve la ilusión de los niños en un entorno federado. Les sirve para adquirir destrezas, e incluso alguno acabará dando el salto al deporte profesional. Sin embargo la mayoría se perderán por el camino, y pasada su edad juvenil, verán acotadas sus opciones de practicar el deporte que les gusta. Cuando llega ese momento, existen dos opciones; bien seguir ligado al fútbol regional, perteneciendo a un club deportivo en las categorías más bajas y desagradecidas, o por otro lado sucumbir al encanto de las ligas piratas que ofrecen una instalación, un árbitro y una página web en la que aparece una clasificación que haga sentir a estos frustrados futbolistas que compiten por algo importante.

Me parece bien que se diversifiquen las opciones, pero no me lo parece tanto que existan quienes se lucran de ello. En los últimos años he tenido la oportunidad de seguir de cerca el funcionamiento de algunas de estas competiciones paralelas, y faltarían líneas para explicar con detalle lo que por ahí se cuece. Alguna de ellas (almenos en Alicante, por no generalizar), es de una simpleza que asusta; Se seduce a multitud de equipos (los amigos del barrio, los del trabajo, los de toda la vida), a los que les hace ilusión reunirse para compartir un rato sano de deporte a la semana (para muchos el único). Con una fianza asumible, una ficha protocolaria y una equipación resultona, basta para empezar a jugar. Es entonces cuando el encargado del cotarro (que contrata a un par de compinches que le ayuden en el trabajo sucio) empieza a frotarse las manos. Con el boca a boca y el tirón del fútbol basta para acoger a varias decenas de equipos que aseguren una cantidad maja de partidos por semana. A partir de ahí solo queda restar los gastos (un par de balones, para que más; algún peto; alquiler de pistas), y el resto es todo hacer fortuna. Cada semana se juegan alrededor de 25 partidos, pagando cerca de 25 euros por equipo cada vez. Hagan cuentas.

Se trata de animar un poco el negocio, confraternizando con unos y con otros, moviendo horarios al antojo y triquiñuelas varias. Da igual la justicia o la calidad, lo único que cuenta es sacar los partidos adelante. Los árbitros (los llamo así porque pitan partidos, no por su preparación) suelen ser “sicarios” a sueldo, o aveces incluso el propio organizador se enfunda el pito (porque el pantalón corto en invierno ya es pedir demasiado) y se anima a pitar (porque lo que es correr por el campo, poco; desde el medio campo y con tranquilidad). Se utiliza el espíritu deportivo para cobrar dinero por las tarjetas y justificar sanciones económicas cuando los más macarras de cada equipo arman algún numerito (cosa que pasa a menudo, por cierto). La realidad es que ni yo sé lo rentables que resultan estas ligas, pero tengo la sensación que me asustaría al comprobar la absoluta realidad.

Defiendo la idea de que un grupo de “colegas” pueda reunirse para jugar un partido de fútbol, pero me da rabia cuando se utiliza esa ilusión para vendernos un producto como una ganga, cuando la ganga es para el que nos lo vende. ¿Es o no es una forma de pirateo? Es un negocio redondo, tan redondo como un balón de fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s