El último derby en unos años

No suelo utilizar el blog para temas de excesivo ámbito local, pero este sábado hay un derby entre el Hércules y el Elche, y no he podido resistir el hacer una previa muy personal del partido. Ahí va, dividida en tres apartados claves:

news41449

Sentimiento

Veré este derby por la tele, como vi la última visita del Hércules a Elche hace menos de un año. Desde entonces han cambiado mucho las cosas, y el regular latir franjiverde contrasta con la inestable pulsación del corazón herculano. Dos victorias consecutivas alimentan las ilusiones de conquistar un fortín que este año está siendo inexpugnable. Es admirable que con tan poco la afición herculana rescate un fino anhelo de fe que eclipsa las miserias recientes. Durante 90 minutos esa fe será ciega y lícita. Podrá obrar el milagro o quedará en un iluso espejismo. Ni yo mismo me veo capaz de privar a una afición de ese sentimiento con un análisis objetivo del partido. El Hércules no merece ganar el derby, pero sus fieles sí.

Rivalidad

Particularmente disfruto las victorias del Hércules pero no celebro las derrotas del Elche. La alegría es mayor si se gana al eterno rival que al Guadalajara o al Lugo (por ejemplo), pero más allá del voltaje y agitación que envuelve a los duelos directos no comparto la fricción continua, aunque la entienda. Debo confesar que me divierten las semanas de derby, y más tras la irrupción del twitter donde se puede presenciar la originalidad de ambas aficiones. Me gustaría que ganara el Hércules, que lograra la permanencia, pero no me disgustaría ver al Elche en primera. Creo que sería uno de los ascensos más perseguidos y merecidos que recuerdo. Invito a todos a disfrutar del duelo del sábado, porque puede ser el último en unos años.

Partido

Si analizamos el partido desde los datos, el Hércules no hace falta que viaje; 30 puntos y 20 posiciones de diferencia dicen mucho. Los ilicitanos son los menos goleados, y los herculanos los que más goles reciben sin contar a los filiales. Y todo esto trufado con la racha del Elche en casa, donde les cuesta recordar la última vez que dejaron escapar puntos. Analizando proyectos tampoco se reduce mucho la distancia; mientras unos llevan dando bandazos desde hace años, enfrascados en guerras internas y desastres económicos, otros manifiestan solvencia y claridad de ideas que descansan sobre un entrenador tan inexperto como capaz. Escribá ha sido todo un descubrimiento, y por supuesto un acierto enorme del Elche, y a él deben encomendar no sólo el ascenso sino también la deseada consolidación en primera que el vecino no pudo lograr hace un par de temporadas. Comparando plantillas se puede igualar más el análisis, pero siempre con el Elche dominando en todas las posiciones; Manu Herrera y Powel dominan las áreas, Fidel, Xumetra o Coro los vértices, y rivera ata el centro. La sobriedad de Falcón (este año menor) y la racha de Portillo compensan la balanza, pero la línea defensiva y el medio campo blanquiazul está a años luz de poder disputar el control del partido al Elche en su campo. Por tanto, para confiar en la victoria del Hércules, sólo cabe un análisis, el emocional. El factor presión, el favoritismo y la responsabilidad pueden pesar al Elche y descargar al Hércules, pero el Martínez Valero compensará como nunca. Conozco mucha gente que irá al estadio, conocidos y amigos de ambos bandos. No creo que sea un gran espectáculo futbolístico, pero si será una gran representación visual. Un derby siempre es bonito, hasta desde la tele.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s