Las claves del Ajax-R.Madrid

1-Grupo de la muerte para todos menos para el Madrid

El Madrid demostró ser infinitamente superior al Manchester City, no tanto en el marcador como en el juego. El campeón inglés parece encaminado a repetir la novatada del año pasado en la fase de grupos, y no asusta ni intimida más allá de nombres de calidad contrastada incapaces de cohabitar bajo la batuta de un técnico ramplón. Menos fiero aún es el campeón holandés, que ha sustituido al Olympique de Lyon como el cromo repetido que cada año le tocaba al Madrid en el sobre europeo, pero sin presentar tanta batalla como los franceses. 0-4, 0-2 (con suplentes) y 1-4 (hoy) son los tanteadores concluyentes en las últimas visitas de los blancos al estadio donde alcanzaron la cima europea por séptima vez. Frank de Boer intenta aplicar en su equipo la esencia de la escuela holandesa, con una clara vocación por tejer el juego desde detrás y llegar por bandas, sin embargo le falta calidad, precisión y un delantero que haga efectiva esa propuesta tan alegre. El pleno del Madrid en los dos primeros partidos les deja a un paso de sellar la clasificación, sólo a la espera de superar el test en Alemania, que posiblemente sea el más duro que le espera en esta fase de grupos.

2-Pensando en el clásico

Khedira y Di María se reservaron de inicio, al igual que Modric y Ozil. No se les añoró en Amsterdam porque el fondo de armario blanco permite estas rotaciones sin que el equipo se resienta, pero sí se les necesitará para intentar la machada en el Camp Nou. Kaká destacó en la media punta, participando en el juego de ataque y aportando entrega en la presión. Se le aprecia motivado e implicado, y ya tiene minutos en partidos de nivel, que es mucho más de lo pensado hace unas semanas. Los otros offsiders, Essien y Callejón, mantuvieron el nivel sin brillo, demostrando ser recambios útiles pero lejos de la titularidad (Di María y Khedira salieron cuando más lo necesitaba el Madrid y contribuyeron a cerrar el resultado). A Mourinho le ha salido bien la jugada, y se lleva para Madrid 3 puntos de botín y un puñado de minutos de descanso en piezas clave de cara al domingo. Al Barça le salió cara la victoria en Portugal, al Madrid le ha salido barato el triunfo en Holanda.

3-Individualidades

El Madrid es candidato a todo porque tiene individualidades espectaculares, prodigios del fútbol que atesoran un talento descomunal. Hoy me quedo con tres; Marcelo, Benzemá y Cristiano. El brasileño ha vuelto a dar una lección de conceptos ofensivos partiendo desde el lateral. Rompe defensas, sorprende, desquicia al rival y siempre aporta un extra de peligro para su equipo. Fue clave ante el City, y lo ha vuelto a ser hoy, más confiado desde que Coentrao le hace competencia desde la grada. El otro nombre propio es Benzemá, que parece dosificarse para la Champions, sin duda su competición fetiche y en la que acumula unos registros envidiables. La jugada con Cristiano del tercer gol es una demostración de calidad y visión de juego; entre los dos construyen una jugada que se perdía en la nada y pasan de arrinconados en la banda a coquetear en el área, donde son letales. Karim ve a Cristiano, y Cristiano ve la red. Se entienden a la perfección y forman la mejor asociación del Madrid. Del portugués poco se puede añadir tras dos tripletes consecutivos. El del otro día algo engañoso con dos penaltis, pero el de hoy viene trufado de dos golazos que demuestran su carisma de jugador total, capaz de definir igualmente con un misil colocado desde fuera del área o con una sutil vaselina. El Madrid tiene individualidades, y las individualidades ganan partidos.

4-Cosas a mejorar

El Madrid no sólo se basa en sus individualidades, también destaca como bloque. Pero aveces ese bloque flojea en algunos aspectos como el balón parado. Está pasando de situación preocupante a límite la que persigue a los blancos en la estrategia. Hoy les ha complicado un partido que ya tenían encarrilado, pero otro día puede costar puntos. El Madrid debe mejorar ese aspecto al igual que la gestión de los esfuerzos. Es un equipo que siempre empieza fuerte, con un primer cuarto de hora arroyador que amilana al rival, pero que luego va bajando revoluciones hasta el punto de llegar a encerrarse en el área y convertirse en un equipo de robo y contragolpe como en algunas fases de la segunda parte de esta noche. En las grandes citas de la temporada al Madrid se le exigirá estar al máximo nivel durante 90 minutos, y tendrá que estar preparado para ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s