Delantero de época

El delantero más completo que he visto en el fútbol contemporáneo. Puede parecer osado, aventurado, exagerado o categórico, puesto que los ha habido buenísimos y de todos los colores; la potencia de Van Nistelroy, la envergadura de Ibrahimovic, la versatilidad de Henry, la fiereza de Drogba, la inteligencia de Raúl, la fiabilidad de Inzagui, el juego aéreo de Vieri, el desmarque de Ronaldo. Todas estas características las acumula Falcao, capaz de hacer un hat-trick en una final europea, regalando media parte y sin usar su pierna buena. Y con dos palos de propina.

El primer gol es un alarde de desmarque, sangre fría, y sutilidad en la definición. El segundo una demostración de oportunismo, precisión y potencia. El tercero una prueba de voracidad, hambre y agresividad. Su nombre no es de tigre, Radamel, pero su apellido empieza a acobardar rivales como felino de la sabana. Falcao, una fiera salvaje, una bestia incalificable, un jugador total, infalible…y rojiblanco.

El tercer rugido de la exhibición de un tigre

La mayor exhibición individual que recuerdo en una final Europea dejó en un segundo plano el resto de detalles del partido. El Atlético estuvo sencillamente brillante, y no sólo pareció una potencia Europea, sino que lo fue hasta arrollar a un rival despojado de todos los recosidos que disimulan sus miserias. Un juguete, una muñeca de trapo, eso fue el Chelsea. Madrid y Barça deberían avergonzarse de ver a los blues por la tele, como campeón de una Champions que jamás se les debió escapar.

Un crack en el campo necesita de otro crack en el banquillo. Del Bosque sacó lo mejor de Zidane, Guardiola lo mejor de Messi y Simeone hace brillar a Falcao. Sería interesante ver los números del colombiano antes y después de la llegada del Cholo. Se necesitan, se entienden, vibran por el fútbol y lo manifiestan. Los dos harán grandes a este equipo, pero hay mucho más. Mario Suárez se ha mostrado capaz de sostener el medio campo justo en el momento más difícil, en las finales europeas. Gabi y Kobe son dos escuderos perfectos para equilibrar al equipo y conectar el ataque y la defensa. Adrián es puro nervio y sólo le falta aguantar mejor los partidos para entrar entre los elegidos, y Arda aporta esa anarquía necesaria en todo bloque. Pero este Atleti se cimenta en la defensa, con un trabajo colectivo que ha dejado atrás eternas dudas del pasado. Ya sin Perea, ni Domínguez, Godín y Miranda se han hecho con el mando de la zaga, con dos torres en las esquinas del tablero, Filipe y Juanfran, que actúan como puñales intensos. Todo ello sin olvidar a Courtois, que personifica la seguridad y la solvencia. El Atlético del Cholo tiene una idea basada en la intensidad y el contragolpe, y posee las piezas precisas para llevarla a cabo. Y la plantilla es completa (Emre, Cebolla, Raúl García, Diego Costa, Cata Díaz y la aparición de Oliver Torres). No sé el horizonte de este equipo, pero de momento ilusiona y con argumentos. Pinta bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s