El enorme riesgo de un taconazo para la historia

        ¡Qué fácil es venerar a Guti un día como hoy! ¡Yque fácil es reprenderle cualquier otro! Es de esos jugadores sin término medio, que despierta amor u odio, pero nunca indiferencia. Curiosamente los madridistas son los más críticos con “el chuleta y pasota de melena rubia”, que “amapolas” aparte, me parece un tipo único.

        Cuántos aficionados blancos han pensado en “cuando se irá el hijo puta” (ahora que está de moda el insulto). Posiblemente los mismos que el sábado a media noche aun no podían cerrar la boca y salir de su asombro después de que Guti se pusiera la bata blanca y creara una jugada sin precedentes.

        El taconazo ha recibido numerosos calificativos; Paco González (cadena Ser) afirmó que es una acción que sólo se ve en esos partidos de “amigos de Fulanito contra amigos de Menganito”. En Radio Marca me gustó la comparativa con uno de esos contraataques de baloncesto en los que el base sirve la pelota al pivot para que machaque el aro. Parece que el atributo de “genio” es unánime.

        Yo quiero destacar el riesgo de la jugada; vale que Guti vio con el rabillo del ojo a Benzema y en esa milésima de segundo analizó que la posición del francés era más factible que la suya para que la jugada acabara con éxito. Vale que es un centrocampista que vive y pervive del pase como los grandes killers lo hacen del gol.

        Aun con esos argumentos sigo sin entender que Guti jugara a la ruleta rusa; imaginen por un instante que el taconazo es interceptado por un jugador del Depor, o que no lleva la fuerza o dirección correctas y Benzema ve pasar por el balón por su lado sin alcanzarlo, o que lo que Guti vio por el rabillo del ojo y creyó que era un compañero era un rival (o aunque lo distinguiera perfectamente, ¿también le dio tiempo para percatarse de que el francés no estaba marcado por ningún defensa?). Repito que el riesgo de la jugada es descomunal.

        Ahora imaginen las consecuencias del taconcito si no acaba en gol, y como agravante el Deportivo acaba remontando y el Madrid acumula su 19º año sin ganar en riazor y a 8 puntos del Barça. No quiero ni pensar las salvajes críticas y la sádica campaña que desde la opinión pública (incluido el madridismo) se hubiese llevado a cabo contra Guti. 

        Le encuentro dos explicaciones a la decisión del 14 blanco; o bien las sucesivas críticas contra él han creado una aureola de pasotismo en el que todo le da igual, o quizá estaba segurísimo de lo que hacía.

        Me declaro admirador de Guti, y admito cierto ventajismo en el post, pero lo innegable es que es un jugador especial. Y sino pónganse en su lugar; sólo contra el portero, cuestionadísimo y con España entera presenciando el desenlace de la jugada…

        A Guti no le bastaba con un chut colocado y potente como haría cualquiera. Él quiere ser héreo o villano. Esta vez fue héroe, mañana será villano, pero su gol (en este caso asistencia) siempre será recordado. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s