La importancia de los minutos de descuento

antifaz

        Semana rocambolesca; hasta la fecha no había dirigido ningún partido que acabase con empate. Este fin de semana la X ha llegado por partida doble, curiosamente con el mismo resultado (2-2) y con el mismo desenlace (empate en el descuento). Emoción no ha faltado en el último episodio.

 

Cadete entre semana

        Los equipos del Forque y el Playa San Juan disputaron el jueves un encuentro aplazado en las instalaciones del Monte Tossal de Alicante. El horario nocturno (20:30), totalmente inusual, aportaba un picante sugerente a la cita. Por el contrario, la desigual clasificación de ambos equipos tras tres jornadas insinuaba un partido monónotno; Forque tres derrotas (0 puntos), Playa San Juan 3 victorias (9 puntos). Afortunadamente en el fútbol nada está escrito de antemano.

        El Playa San Juan se adelantó con dos zarpazos en los primeros minutos de cada parte (0-2). Sin hacer demasiado, los visitantes abrían brecha ante un combativo rival que estaba plantando mayor batalla de la esperada y no estaba dispuesto a bajar los brazos.

        La insistencia local se tradujo en gol (1-2) cuando más cerca parecía el 0-3. Restaban menos de 10 minutos, margen suficiente para despertar la ilusión del Forque por igualar a uno de los líderes del grupo.

        Tras dos goles anulados a los locales por fuera de juego (no protestados), en el descuento llegó el empate a dos tantos, tras un libre directo; un golazo que rubricaba un desenlace inesperado.

        Cabe destacar el buen comportamiento de ambos equipos. Las tarjetas no fueron necesarias, ni siquiera las advertencias, en un encuentro que resultó vistoso y emocionante.

 

Empate en el descuento

        El grupo 16º de Segunda Regional cuenta con no más de 20 equipos que  disputan sus partidos en un puñado de campos, por lo que a medio plazo todos son de paso obligatorio, y toca empezar a repetir.

        En mi segunda actuación en la categoría arbitré al Faro Costablanca y el sábado me reencontré con ellos (sabiendo de qué pie cojean y quién cojea más que quién). En el primer precedente cayeron en casa (3-5). Esta vez acudían como visitantes al campo de “La Cigüeña” para enfrentarse al Bacarot; bastante público en un estadio acogedor, rodeado de arbolado y con vestuarios por encima de la media en cuanto a confortabilidad. Un lugar imprevisible; un día te reciben con sabrosos bombones y otro te los envenenan. En esta ocasión el trato fue correcto. 

        El partido comenzó como acabó, con gol. El Bacarot se adelantó en la primera jugada del partido, y el Faro Costablanca acabó marcando en el descuento, pero entre ambos momentos hubo mucho jugo que macerar.

        Los locales aprovecharon el picotazo inicial para dominar el partido en los primeros compases, mientras el Faro se perdía en la imprecisión. Al cuarto de hora llegó el segundo gol del Bacarot que parecía decantar el partido, pero la Segunda Regional es imprevisible.

        Hasta el descanso no varió el marcador (2-0). El equipo anfitrión parecía conformarse con la renta de dos goles y el Faro no conseguía superar la telaraña local con el recurso del pelotazo. El primer acto se saldó con tres amonestaciones a los jugadores visitantes.

        Tras el descanso, más de lo mismo, pero con mayor intensidad y por extensión mayor número de amonestaciones; a los locales por perder tiempo (en su mayoría) y a los visitantes por reiteradas protestas. El conformismo acabó hiriendo al Bacarot, que recibió el 1-2 que catapultaba las hasta el momento escasas opciones visitantes de remontar. Restaban 15 minutos, sin duda, los más interesantes del choque.

        Sin calidad pero con fe, sin jugadas trenzadas pero con muchos hombres, el Faro se acercaba al empate. Sin embargo sus esperanzas parecieron diluirse cuando se quedaron con 10 hombres (min. 37), tras ser expulsado uno de los jugadores por doble amonestación.

        Volvía el panorama de conformismo local e impotencia visitante, hasta que un córner en el descuento situaba el empate a dos tantos. Justo premio para unos, excesivo castigo para otros.

        En cuanto a valoración arbitral, el encuentro se saldó con 11 amonestaciones (dos de ellas al mismo jugador que fue expulsado). Las sensaciones fueron bastante buenas, sobre todo en el aspecto físico; factor importante con la convención a la vuelta de la esquina.

 

Un benjamín para relajar

        Entre un cadete y un Segunda Regional intensos, el sábado por la mañana (10:00), la ternura de los benjamines sirvió de aspirina. Da gusto ver a los chavales desenvolverse en el campo.

        Se enfrentaban los equipos de Maristas y Barrio Obrero. Los visitantes (Barrio Obrero) se adelantaron de falta en el primer minuto de partido (0-1), antes de recibir un verdadero vendaval. El marcador final tradujo la gran diferencia entre ambos bandos (10-2); partido tranquilo en uno de los pocos campos que siguen siendo de tierra en el panorama alicantino (Colegio Maristas).

 

Se acerca la convención

7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s