Miranda Torres, un árbitro diferente

Miranda Torres, de futbolista a árbitro

Miranda Torres, de futbolista a árbitro

            Dicen que muchos árbitros son “futbolistas frustrados”. Posiblemente la mayoría jugaron con una lata en el recreo e hicieron sus pinitos en el equipo de su barrio. También los habrá que no hayan dado una patada a un balón. Sí los hay que intentaron dedicarse a ello en plenitud, ganarse la vida peloteando, como es el caso de Miranda Torres.

          El árbitro catalán (Barcelona, 1972) a buen seguro que soñó con ser un referente en segunda división, pero no precisamente como colegiado. Miranda Torres llegó a jugar en segunda B, en equipos como el Barcelona B, Barcelona C o Sant Andreu. Seguramente en aquella época ya mostraba sus dotes de sargento. ¡Era portero! El puesto más individual dentro de un deporte colectivo.

          Tras varios años bajo la portería, el colegiado catalán cambió los guantes por el silbato. Su carrera fue meteórica pese al hándicap de entrar a la profesión con una edad ya avanzada (para ser árbitro). Su etapa como futbolista posiblemente le ayudó a crear un estilo personal, muy diferente al de otros árbitros, pero igual de eficaz para llegar a la categoría de plata del futbol español.

          Descubrí a Miranda Torres la temporada pasada, en un partido entre el Celta y el Hércules. Me sorprendió su manera de interpretar lo que es falta y lo que no. Es un árbitro que deja mucho jugar (a veces incluso hasta desesperar a la grada) y logra que no se le compliquen los partidos. Muchos colegiados llegan lejos utilizando el silbato y las tarjetas cuando encuentro da un giro peligroso. Miranda es diferente; logra reconducir la dirección de un duelo caliente con otros métodos, siempre fiel a su manera de ver el fútbol y el arbitraje, como buen conocedor de ambas perspectivas.

          No fue cosa de un partido. El año pasado le seguí en otras actuaciones. Es de esos árbitros que al verle comportarse sobre el césped, no hace falta saber su nombre para identificarle. Prueba de esta peculiar manera de dirigir los partidos fue su porcentaje de amarillas (menos de 4 por partido), bastante por debajo de la media.

          Su puesto en la clasificación final de colegiados la campaña pasada fue bastante modesto (15º), pero a mí me cautivó. Este año ya le he visto en algún partido, entre ellos el Gamper (Barça – Manchester City). Me alegro que alguien pensara que Miranda Torres merecía ese premio en su ciudad. Su actuación no defraudó. En los tres encuentros que ha dirigido durante la presente temporada ha aumentado su media de tarjetas de forma considerable (7), algo que ha ocurrido también con el resto de colegiados. No obstante, dudo que al final de temporada supere las 5 de media.

          No sé si es un futbolista frustrado, un árbitro tardío o un híbrido peculiar. Sólo espero que mantenga su estilo y llegue algún día a primera división, aunque parezca una utopía con 37 años. Le deseo suerte y le dedico estas líneas que había prometido y llegan con retraso.

 

Plumas con alevosía

plumas con alevosía

          Para no perder la costumbre de los sábados, dejo un par de perlas que he encontrado leyendo la prensa. ¡Ni jugando la selección cesan las críticas a los árbitros! Extraño humor el de KAP (mundo deportivo)

kap

kap

 

A todos se nos atragantó la cena

          Anoche falleció Andrés Montes. El shock aun perdura en todos aquellos que cada madrugada le vimos sonreir, y sonreímos por verle. Descanse en paz, pequeño gran hombre, y periodista.

Un partido de NBA siempre nos hará recordar a este jugón

Un jugón que hizo de la NBA un deporte diferente

Anuncios

7 Respuestas a “Miranda Torres, un árbitro diferente

  1. David y yo somos amigos desde el instituto, y os puedo garantizar que, cuando lo fichó el Barça, jugaba de mediapunta y era buenísimo. Llegó a jugar con la selección catalana; lástima de lesiones.

  2. je , je ,no era portero sino mediapunta con un toque y una clase espectaculares. chutaba tb muy bien las faltas , ademas era lider en el campo.jugo en el turo de la peira en la liga nacional juvenil , lo vio el barça y se lo llevo .fijo q coincidio con ferrer , sergi , guardiola y esta peña. creo que cruyff lo llego a tener en cuenta.alguna lesion trunco su progresion.un saludo.

  3. Pues simplemente favorece al equipo que sale al campo a no dejar jugar, a realizar marrullerías, juego subterráneo. Además extraña que siendo catalán arbitre favoreciendo el juego de los equipos tipo Madrid de Mourinho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s