¿Cómico o periodista?

dffd

fdsgdfg 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

            Alvés simuló penalti. Es de esos jugadores cucos, liantes, cansinos. En ocasiones sus aspavientos exagerados le delatan. En esta ocasión no ocurrió así, y Velasco Carvallo, excesivamente tapado en la jugada, no se dejó llevar por los antecedentes oscuros del lateral y creyó ver penalti.

           Nada más ver la repetición tuve una premonición. Visualicé la portada del AS del día siguiente, y temí que irrumpiera en ella el Villarato. La alegría fue mayúscula cuando a la mañana siguiente no encontré ninguna mención a la conspiración. Quizá era demasiado tarde para que Relaño y sus`villaratines´ improvisaran un artículo teniendo en cuenta que la acción polémica se produjo pasadas las 11 de la noche y el rotativo ya estaba perfilado.

           Sin embargo, Tomás Guasch, el nº2 de los fundadores de la conspiración, no tardó en ponerse manos a la obra. Este curioso personaje es un híbrido entre periodista y cómico, con más luces para lo segundo que para lo primero. En la radio, su tono irónico y su innegable ingenio resultan entrañable incluso para los seguidores culés que aceptan su papel de forofo madridista y anti-barcelonista. En las ondas no comenta, no analiza, sólo entretiene. Tomás `Guasa´, se le podría rebautizar por su continuo cachondeo.

           Los problemas se esconden tras la pluma. Llevar ese ingenio al papel no resulta tan fácil, se requiere de más seriedad y argumentos, y en su caso ambas características brillan por su ausencia. En los periódicos prima la reflexión al humor, se agradece la calidad frente a las payasadas. Por ello, muchos textos de este sujeto resultan banales, intrascendentes e incluso algo estúpidos.  “Es algo que nuestro fútbol tiene asumido desde hace ya bastante tiempo”, cita en referencia a las ayudas arbitrales al Barça.  Lo mismo empieza a ocurrir con sus artículos: La gente empieza a asumir que son estúpidos y anódinos y que no aportan nada de interés para el aficionado del fútbol (ni para los del Madrid).

           En el caso concreto de la supercopa, As dedica una doble página a “la vuelta en plena forma del Villarato”. Ante la falta de argumentos, Guasch se refugia en enormes imágenes con las que pretende ganar impacto. La jugada del penalti de Alves le parece insuficiente como defensa para su crítica y se saca de la manga un `guantazo´ de Valdés (penalti, expulsión y sin jugar la primera jornada de liga). Las imágenes demuestran que el impacto es tan obvio como fortuito. El meta llega con mucha ventaja al balón, y ni siquiera mira al delantero del Athletic. A Tomásito sólo le quedaba afirmar que el gol de Bojan era ilegal por tocar el poste.

shor

 

 

 

 

 

 

 

 

            Hablando de argumentos estúpidos. Toda crónica de acompaña de una columna que lo complementa. No creo que haga falta comentar nada más. Lástima que Villar no se quitara el traje, mostrara la equipación azulgrana que llevaba debajo, y diera la vuelta de honor. Otra vez será…

ultim

              Y no podía faltar un último apunte de este `mala sombra´. Realmente brillante su aportación en el día de hoy. Si el objetivo era crear debate público, lo ha conseguido. Sólo que el Villarato no es que empiece a cansar o a resultar pedante, es que directamente aburre y repite. A mi personalmente me dan arcadas leyendo este tipo de peiodismo, y ¡ojo! que la liga aun no ha empezado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s