Boletín informativo

Se cambian las tornas por una vez

             Desde éste blog siempre se denuncia cualquier tipo de agresión a un colegiado por parte de algún jugador, aficionado o cualquier persona que forme parte del ambiente fubolístico. En esta ocasión se han cambiado los papeles, y ha sido el árbitro, según denuncia un testigo, el que ha agredido a un entrenador de un equipo de alevines (J.L.P), concretamente del Burjassot. En palabras de éste mismo testigo, “el preparador recriminó al colegiado que no pitara una falta y éste se dirigió al técnico, le dio un cabezazo en la cara, lo tiró al suelo y lo empezó a patear”. El agredido tuvo que ser hospitalizado por una triple rotura: nariz, muñeca y brazo, según parte médico.

             El asunto ha sido trasladado al ámbito judicial tras la denuncia del agredido, y será la justicia la que decida en función de las declaraciones del afectado, el testigo mencionado, otros que puedan surgir y el agresor.

             También hay que denunciar este tipo de agresiones a la inversa. Parece extraño pensar que un árbitro pierda los papeles hasta tal punto (la profesión conlleva ciertos hándicaps que hay que saber llevar), pero más aún que el detonante fuera una simple protesta de una falta. Si se demuestra que la agresión se produjo literalmente como la cuenta el citado testigo, ese colegiado no debería volver a dirigir ningún encuentro más. ¡La injusta situación del colectivo arbitral no debe ser corregida mediante acciones violentas!

 

 Justo veredicto

             La comisión de disciplina de la UEFA ha hecho públicas esta semana las sanciones de cuatro y tres partidos de suspensión para los jugadores del Chelsea, Drogba y Bosingwa respectivamente, por las ofensivas declaraciones contra el árbitro que realizaron en las pasadas semifinales de la Liga de Campeones contra el Barcelona.

             A la espera de la posible apelación del conjunto inglés en busca de una rebaja en la sanción, se castiga la bravura y excesivo arresto de los dos jugadores tras el partido de Stanford Bridge.

             La sanción parece justa, la UEFA no se anda con chiquitas, y las declaraciones fueron duras y vergonzosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s