Rafa Guerrero: el día que le cambió la vida

 
Rafa Guerreo en un acto benéfico junto a Feliciano López y Fernando Alonso

Rafa Guerreo en un acto benéfico junto a Feliciano López y Fernando Alonso

          El colegiado que abrió esta sección fue posiblemente el más mediático a nivel mundial, y el siguiente protagonista posiblemente lo sea a nivel nacional. No es otro que Rafa Guerrero.

          El detonante de su fama se produjo en 1996, cuando el árbitro asistente leonés cumplía su segunda temporada en primera tras haber logrado los pertinentes ascensos desde que empezara a recorrerse las bandas de diferentes estadios de fútbol en 1988. Se trataba de un personaje anónimo, que compaginaba el arbitraje con sus tareas de conserje en el Colegio público “Trobajo del Camino” de León. Apenas iniciada la temporada, el 16 de Octubre, fue designado como asistente del partido Zaragoza – Barcelona del campeonato nacional de liga, acompañando al árbitro Mejuto González. Aquel día el leonés abandonó por siempre el anonimato.

          En el minuto 67 de aquel partido el Barça caía por 3-2 en la Romareda y se produjo una falta favorable al equipo catalán que detuvo el cancerbero del Zaragoza. Con el balón en manos del portero, Couto (jugador del Barça) agredió a Aguado (jugador del Zaragoza) propinándole una patada por detrás. Un tercer protagonista, Solana (jugador del Zaragoza), tras presenciar la jugada respondió a Couto con otra agresión en forma de manotazo. La acción se produjo dentro del área del Zaragoza sin que Mejuto se percatara de ella, pero si su asistente, Rafa Guerrero, que levantó la bandera reclamando la presencia del árbitro. Entonces se produjo un diálogo entre ambos que quedó para la historia:

-Rafa: “¡Penalti y expulsión!”

-Mejuto: “Vaya joder Rafa, me cago en mi madre. ¿Expulsión de quién?”

-Rafa: “Del número seis (Aguado). Le da un golpe en la cabeza por detrás claramente a Couto. Claramente le da un golpe en la cabeza por detrás con la mano”

-Mejuto: “¿Qué número?”

-Rafa: “El número seis. Pregunta a Camblor (otro asistente) por si ha visto algo. Para mí es el seis.”

-Mejuto: “¿Es expulsión y penalti?”

Rafa: “Sí, si.”

(Mejuto se dirige a donde están los jugadores)

-Kily González (jugador del Zaragoza): “Levanta la bandera y déjate de contar. Levanta la bandera y déjate de expulsar” (mirando a Rafa Guerrero)

-Mejuto: “Es penalti y expulsión” (señalando el punto de penalti)

(Antes de mostrar la cartulina Mejuto vuelve a consultar con Rafa)

-Mejuto: “Fuera de aquí, que no venga nadie a decir nada ¡fuera, fuera, fuera!” (se dirige a jugadores de ambos equipos que siguen al colegiado como un rebaño de ovejas a un pastor)

-Belsué (jugador del Zaragoza): “Penalti no, ¿eh?” (mientras jugadores del Barça le separan de Mejuto)

-Belsué: “Si pita penalti nos vamos” (se dirige a sus compañeros)

-Mejuto a Rafa: “Vamos a ver, ¿el balón estaba en juego cuando te consulto?

-Rafa: ¿Cuándo me consultas?

-Mejuto: ¡Claro! ¿Dónde estaba el balón?

-Rafa: ¡Ah! Cuando tú me consultas el balón está fuera ya, entonces expulsión sin penalti, pero si el balón está en juego, es penalti.

-Higuera (jugador del Zaragoza pendiente de la conversación): “No puede ser penalti”

-Mejuto a Higuera: ¡Fuera!”

-Rafa: “Cuando se produce la agresión está en juego el balón, o sea el balón está en juego en una agresión, por lo tanto, penalti y expulsión”.

(Mejuto se dirige a Aguado y le expulsa, mientras éste se echa las manos a la cabeza)

(Mientras Ronaldo se prepara para tirar el penalti del Barça, Solana, verdadero agresor, se dirige al asistente)

-Solana a Rafa: “He sido yo y no le he dado. Se me ha puesto delante. ¡Siempre igual estamos, siempre igual!”

(Ronaldo transforma el penalti)

          Nunca una jugada puntual marcó tanto la trayectoria de un colegiado. Trece años después, el protagonista de aquel día vive su primera temporada al margen del arbitraje profesional, puesto que por edad el año pasado tuvo que poner punto y final a su carrera. Lo hizo en el Bernabeu, uno de los estadios más míticos del mundo. En su adiós, durante el último partido de la liga de la temporada pasada entre el Real Madrid y el Levante, el capitán madridista (Raúl) le abrazó mientras le decía que le iba a echar de menos. Y no es para menos porque Rafa es de esos árbitros que dejan huella. Su aura mediática no ha se ha limitado a los terrenos de juego, como demostró hace unas temporadas cuando participó en un anuncio publicitario para Renault, en el que una furgoneta de dicha marca dejaba al colegiado en pleno bosque para que éste “no estropeara las mejores jugadas”. Además, también puede presumir de que exista una película (Salir pitando), cuyo personaje principal está inspirado en su persona. Unos le echarán de menos, otros no tanto, pero lo menos discutible es que Rafa Guerrero no deja indiferencia a su paso.

            Para los que como Raúl, todavía se acuerden del ex asistente deben saber que cuenta en León con un Restaurante (Los Silvares),  en el que según dicen se puede comer un estupendo cocido de Vendimia típico de la zona castellana. Otra opción para aquellos a  los que León no les quede cerca es leer a Rafa Guerreo en las páginas de Marca, donde colabora aportando su visión arbitral sobre el partido más polémico de la jornada liguera, cómo ya hiciera en RNE durante la Eurocopa de Austria y Suiza en 2008.

            Sería injusto recordar a Rafa Guerrero únicamente por su relevancia mediática. Cómo colegiado se ha mantenido en primera durante 14 temporadas dirigiendo un total de 315 partidos. Además ha sido asistente internacional, visitando cuatro continentes y 47 países distintos. En su faceta personal destaca su estrecha colaboración con diferentes ONGs, que deja patente el lado humano del personaje.

            Cómo legado, hace pocas fechas Rafa Guerreo público su libro, “¡Rafa no me jodas!” (no podía llevar otro título), en el Santiago Bernabeu junto a hombres de la talla de Iker Casillas, con el que guarda una estrecha amistad desde que coincidieran en un acto benéfico hace dos temporadas, o Fernando Hierro, director deportivo de la Federación Española de Fútbol. En él, entre otras cosas, el ex asistente cuenta los detalles de aquella jugada de Zaragoza, y su opinión sobre la actuación de Mejuto aquel día:

-“Al final, en la soledad del vestuario, sólo ansiaba un gesto, una palabra amable, una puta caricia que nunca llegó” 

-“Yo era un animalillo moribundo y loco por una caricia, pero Mejuto no fue capaz de dedicarme ni un solo gesto de cariño o de ternura. Como si le hubiera arruinado la vida por una mierda de penalti. Si no es por el otro juez de línea que no se separó de mí un instante, habría cometido una locura.”

-“Sigo pensando que Mejuto vio el penalti y se hizo el longui, no quiso meterse en problemas, no quiso pitarlo, y permitió que yo me abrasara en el fuego. Montó todo un paripé”.

          Éstas son algunas de las citas del libro. Cómo guía arbitral y desde un punto de vista académico posiblemente no sea una gran obra, pero como entretenimiento y  ejemplo de vivencias personales, puede ser recomendable.

           Rafa Guerreo o Rafa Nomejodas para algunos, ya no correrá por las bandas de las canchas de fútbol, pero siempre estará vivo en la hemeroteca. 

 

Pincelada informativa

Medina Cantalejo, árbitro español que ya dirigió la final de copa, va a tener otro premio en su último año de profesional al ser el elegido como colegiado  de la final de la copa de la UEFA que disputarán en el campo del Fenerbache a las 20:45 el Shakhtar Donetsk y el Werder Bremen el próximo 20 de Mayo.

Anuncios

5 Respuestas a “Rafa Guerrero: el día que le cambió la vida

  1. Pingback: Del silbato al micrófono « Don Quijote de la cancha·

  2. ya estás contento Rafa,perjudicaste al Real Zaragoza y te quedaste tan ancho,recuerdo varios partidos en lo que fuiste a por los blanquillos,uno en Málaga otro en Barcelona pero no cabe duda de que la cara de loco que tienes en La Romareda es de juzgado de guardia,que ganas tenías de perjudicar al Zaragoza,no viste la patada de Fernando Couto a Xavi Aguado pero si ves un manotazo pero no el jugador que lo hace y como eres un impresentable y si hay dudas no puedes hacer lo que hiciste,volviste loco a Mejuto y al final parecía que tuvieras un 2 en la quiniela si ganaba el Barca.Sinverguenza y después de verte en algún video por que te vá la fama y te gusta montarla te desprecio.

  3. Pingback: 08-11-2008 / 08-11/2009 « Don Quijote de la cancha·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s