Pierluigi Collina: calidad y extravagancia

 collina2

          Con el objetivo de recordar figuras arbitrales que han pasado a la historia abro un nuevo apartado del blog que resuma trayectorias de colegiados míticos e indague sobre que ha sido de ellos tras dejar de lado el silbato. Es por todos conocido que el deporte es de jubilación prematura puesto que exige una aceptable condición física, y el arbitraje también lo sufre (retirada obligatoria alrededor de los 45 años). Algunos dejan de lado totalmente el silbato para dedicarse a nuevos quehaceres, mientras que otros optan por seguir en el mundo del fútbol, ya sea colaborando con estamentos profesionales o con medios de comunicación (se tratarán estos últimos casos en profundidad en próximas entradas).

          Como apertura para esta nueva categoría no podría rememorar a otro que no fuera el gran Pierluigi Collina cuando se cumplen cuatro años desde la retirada del extravagante árbitro italiano. El pelado colegiado es de los pocos que ha sabido caer bien a la opinión pública (aficionados, prensa, equipos) a través de su buen hacer en las canchas, aunque su carisma no se debe tan sólo a su faceta arbitral, sino que tiene mucho que ver también su presencia publicitaria. Por todo ello, voy a dividir su trayectoria en tres apartados (arbitraje, publicidad, retirada):

Arbitraje: Pierluigi Collina nació en Bolonia en 1960. No fue de los colegiados prematuros, puesto que hasta los 17 años no realizó el cursillo de árbitros, después de probar como defensa en los equipos de su ciudad sin llegar a cuajar demasiado. Ni los tres años perdidos (hay árbitros que empiezan con 14) ni el obligatorio servicio militar impidieron a Collina iniciar un ascenso meteórico que le llevó rápidamente a pitar en la serie A italiana, y posteriormente a la internacionalidad. Sus maneras en el campo, dialogante cuando tenía que serlo y firme cuando las cosas se complicaban, unidas a su excelsa preparación física le llevaron a lo más alto del arbitraje. Fue considerado mejor colegiado del mundo durante cinco temporadas consecutivas, y apareció en todo tipo de escenarios cada cual más importante sin mostrar un ápice de nerviosismo. Sus ojos penetrantes y su aspecto huesudo calaron en los jugadores, sublevados en su mayoría al sonido de viento que desprendía el silbato del colegiado italiano. Daba igual si delante estaba un cualquiera o el “mejor portero del momento”. Estuvo en Olimpiadas (Atlanta 96), Mundiales (Francia 98, Japón y Corea 2002, en el que se consagró dirigiendo el duelo de rivalidad entre Inglaterra y Argentina y la final entre Brasil y Alemania), europeos (Bélgica y Holanda 2000), además de finales de UEFA (Valencia – Marsella 2004), o liga de campeones (Bayern – Manchester 1999, en la que tuvo que consolar a  los jugadores del equipo alemán tras perder el partido en los últimos dos minutos). Por si fuera poco, también tuvo tiempo de llevar sus vivencias arbitrales a un libro: “Mis reglas del juego. Lo que el fútbol me ha enseñado en la vida”, publicado en 2003. Treinta años de impoluta trayectoria del que para muchos es el mejor árbitro de la historia.

-Publicidad: Collina se convirtió también en un icono fuera de los terrenos de juego. A los 26 años sufrió de alopecia, una extraña enfermedad que dejaba sin pelo alguno su cabeza. Lejos de venirse abajo, usó su nuevo aspecto físico para labrarse una peculiar imagen conocida mundialmente. El árbitro italiano logró algo que nadie más ha conseguido, compatibilizar dos mundos de gran repercusión mediática como son la publicidad y el arbitraje. Realizó anuncios de publicidad junto a otros contrastados futbolistas para Adidas, también publicitó bebidas deportivas, e incluso coches (en 2005 fue contratado por Opel), además de ser portada en un juego de Play Station (Pro Evolution 3). Su aura mediática y cabeza reluciente lo convirtieron en suculento objeto de deseo de numerosas marcas.

-Retirada: En el año 2005 acabó la carrera de Pierluigi Collina. Muchos piensan que ha marcado un antes y un después en el arbitraje. El ex presidente de la asociación italiana de árbitros, Tullio Lanese, llegó a calificarle en su día de “patrimonio mundial”, lo que ayuda a hacerse a la idea de la importancia del colegiado transalpino. La pregunta es: ¿tuvo un digno final? Posiblemente no. Su afán publicitario acabó precipitando su adiós del arbitraje. Tras firmar el contrato con Opel, la federación italiana le descendió automáticamente a la serie B, lo que unido a su edad le obligó a dejar de lado el silbato. Desde entonces, sin apartarse del todo de la actualidad deportiva, su vida ha venido marcada por sospechas de implicación en “el escándalo” de amaños de partidos y árbitros comprados de la Juventus que acabó con los Del Piero y compañía en la serie B  o por continuas amenazas. Tras la retirada, Collina continuó ligado al fútbol y al arbitraje al convertirse en asesor de la Asociación de Árbitros de Fútbol Italianos (AIA), además de en miembro del Comité de Árbitros de la UEFA, y por si fuera poco en 2006 actuó como comentarista en el mundial de alemana para una televisión italiana. Su dominio de la palabra también le convierte en un ponente de prestigio para realizar numerosas conferencias de temática variada (liderazgo y motivación, toma de decisiones, trabajar bajo presión y trabajo en equipo, fútbol internacional) en las que hace gala de su experiencia. Hecho en falta un homenaje para este trencilla, que más allá de su extravagancia lo merece, aunque sólo sea por su buen hacer como árbitro. Con estas líneas, muestro mi respeto al gran Pierluigi Collina.

Anuncios

5 Respuestas a “Pierluigi Collina: calidad y extravagancia

  1. Me ha encantado la entrada. La verdad que desde que se retiró no se ha sabido prácticamente anda de él y es un gran colegiado. Muchos deberían aprender de él.

    Un saludo César,

    Ainhoa.

  2. Pingback: Rafa Guerrero: el día que le cambió la vida « Don Quijote de la cancha·

  3. Pingback: Otro fútbol, otra mentalidad (Parte I- Presentación de personajes) « Don Quijote de la cancha·

  4. Pingback: Otro fútbol, otra mentalidad (Parte I-Presentación de personajes) « Don Quijote de la cancha·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s