Uno, dos, tres, cuatro

 

images3

 

Muchos recordarán haber visto las imágenes de un partido celebrado durante la copa América de Paraguay en 1999 entre las selecciones de Argentina y Colombia, en el que se señalaron hasta cinco penaltis, tres a favor de Argentina y dos a favor de Colombia, y curiosamente sólo uno se transformó en gol. Aquel día, el delantero argentino Martín Palermo pasó a la historia por convertirse en el jugador que más penaltis fallaba en un mismo partido: no contento con enviar el primero al larguero y el segundo a las nubes, el ex jugador del Villarreal y Boca Juniors quiso resarcirse en la tercera pena máxima pero encontró entonces al portero colombiano.

 

Este fin de semana ha ocurrido algo similar, pero con mayor efectividad: en el encuentro de segunda división entre el Sevilla Atlético y el Murcia, el colegiado Lesma López señaló cuatro penaltis, tres a favor de los sevillanos y uno a favor de los murcianos. Ninguno de los lanzadores quiso emular a Palermo y los cuatro acabaron en gol para un resultado final de empate a tres, aunque el último de ellos, el que suponía la igualada definitiva del Sevilla Atlético fue transformado tras el rechace del portero. Lo inédito del partido no es la cantidad de penas máximas totales, sino el intervalo de tiempo en que éstas se produjeron: el primer penalty sucede en el minuto 65 de partido, y el último en el 83, lo que quiere decir que en tan sólo 18 minutos se condensaron los cuatro lanzamientos desde los 9,15.

 

Otro dato curioso es que los tres penaltis favorables al filial del Sevilla fueron cometidos sobre el mismo jugador, Pouga: el primero de ellos en el minuto 65 con 0-2 a favor del Murcia fue transformado por Armenteros. El segundo, cinco minutos después (70), encontró la red tras el lanzamiento de José Carlos, mismo jugador que lanzaría el tercero en el minuto 83, aunque en esa ocasión necesitó del rechace del portero para igualar el tercer gol murciano logrado por Bruno también de penalti pocos minutos antes (74).

 

Lo gracioso es que Lesma López tan sólo había señalado cuatro penaltis en los anteriores quince partidos, cifra que dobló el sábado. En total el madrileño suma ocho y se sitúa como el colegiado que más penas máximas señala superando las siete de Ceballos Silva. Nacido en 1976, debuta este año en segunda división y no se caracteriza por pasar desapercibido: querido por algunos que incluso le dedican piezas poéticas (ver al final de la entrada) y criticado por algunas aficiones (Hércules, Alavés, y ahora la del Murcia) que empiezan a familiarizarse con su nombre.

 

 

Agresión a un menor

 

No quiero dar importancia pero tampoco dejar de denunciar nuevos actos violentos que se han producido este fin de semana con un colegiado de por medio: los hechos han acaecido en la primera regional malagueña, en la que el árbitro asistente que responde a las iniciales de A.M ha sido agredido a paraguazos en los últimos minutos del partido entre el Alozaina y el Junquera por un aficionado. La víctima padece latigazo cervical y varias erosiones. Lo peor es que el asistente tan sólo tenía 17 años. Luego hay quejas sobre la falta de gente dispuesta a arbitrar…

 

 

Prosa a Lesma López

 

*No es habitual que se haga prosa en honor a un árbitro. Al menos es original. En honor a Lesma López:

 

Minuto noventa,
partido empatado.
El público ruge,
ataca el local.

Sin jueces de línea,
el hombre de negro,
honesto y valiente,
espera el final.

Ya todo se acaba
y el nueve muy pícaro,
se tira en el área
buscando sea foul.

El entorno vibra
y exige una cosa:
que el hombre de negro,
conceda penal.

Pero él no se achica.
Se le acerca al nueve
y con voz segura
lo va a conversar.

“Señor, no simule,
que aunque salga muerto,
es tiro indirecto:
de acá para allá”.

Anuncios

5 Respuestas a “Uno, dos, tres, cuatro

  1. Jajaja, estoy convencido de que dentro de poco tendré que hablar en mi blog del compositor de estas coplillas como ganador del Adonáis. Celebro estos regates literarios.
    Creo que una vez leí un poema dedicado a un partido de futbol, si lo recupero te lo paso.

    Por cierto, está muy bien que no olvides las injusticias ni la violencia insana.

    Un saludo

  2. Pingback: Casas rurales Moratalla·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s