La rutina de una doble batalla

 

 5587v5555-c4-j12-008

 

La rutina se repite jornada tras jornada. Los movimientos se automatizan. Localizado el escenario de las aventuras, aparco a Rocinante junto a la instalación y me dispongo a conocer a los habitantes de ese recóndito lugar llamado polideportivo. Este sábado, la suerte o la desgracia habían deparado al barrio “tómbola” como testigo de dos batallas; una primera entre los alevines del Tómbola y el Eldense y otra posterior concerniente a los infantiles del Tómbola y de Salesianos don Bosco.

 

La conserje del lugar es la encargada del recibimiento. Su amabilidad se agradece al otorgarme las llaves de la venta. Deposito mis enseres en ese habitáculo pequeño, “mi casa durante las próximas horas”; una silla desgastada frente a una mesa de reducidas dimensiones, un lavabo en evidencia por el paso del tiempo y una ducha sin agua caliente. Ese es el gélido entorno que envolverá mi estancia en la venta.

 

Aun resta más de media hora para el primer duelo de la jornada, previsto para las 09:15, tiempo suficiente para realizar las tareas previas pertinentes. Me preparo el atuendo arbitral a la esperar de oír resonar la puerta, algo que no tarda en ocurrir. Los delegados de ambas escuadras me presentan una especie de cuaderno, conocido en el argot como “fichas”, donde aparecen los contendientes elegidos para abrir las hostilidades en el terreno de juego.

 

Las mencionadas fichas me servirán para rellenar el documento oficial, llamado “acta”. Cada jugador aparece etiquetado con su respectivo nombre y DNI. Se trata de un trámite que me mantiene entretenido los instantes previos al espectáculo.

 

Se acerca la hora estipulada, y todo parece listo para salir al exterior. Los líderes de los dos equipos, que llamaremos “capitanes”, pasan por la venta a estampar su firma.

 

Los alevines del Tómbola y el Eldense toman posiciones, a la espera del primer sonido de silbato. A partir de entonces, sesenta frenéticos minutos, divididos en dos partes de treinta, en los que ambos conjuntos lucharán por la victoria.

 

Desde el bando del Eldense se vive cada acción con mucha intensidad, quizá demasiada. El resultado no les es favorable, y el colegiado parece ser el culpable. La situación no mejora con el paso de los minutos: “vete a la mierda”, escucho incrédulo. Me dirijo al preparador visitante, que insiste en sus acusaciones: “lamentable, lamentable”. Sus quejas vienen motivadas por faltas a uno de sus jugadores que a su entender son punibles pero que no fueron señalizadas como tal. El proceder de la reclamación no fue el correcto y la cartulina roja asomó del bolsillo. Castigo merecido.

 

El resultado final de 4-1  dejó contentos a los locales y frustrados a los visitantes. El primer enfrentamiento había concluido y en breves momentos comenzaría el segundo.

 

El estrés aparece al acumularse la faena. En cuestión de minutos hay que cerrar el acta del primer envite y abrir la del segundo, con todos los procedimientos previos que ello conlleva.

 

A las 10:30 comienza la batalla de infantiles. El encuentro era a priori desigualado, puesto que los visitantes ocupaban la última posición de la tabla y además solo habían presentado diez fichas y jugarían todo el partido con inferioridad. El 12-1 definitivo dejó contentos a los locales por la goleada y a los jugadores del Don Bosco por haber marcado al menos el  llamado “gol del honor”.

 

Desde el punto de vista arbitral, se ponía fin a los dos entuertos del sábado, no sin dificultades, sobre todo en el primero de ellos. En algún momento oí que desde las gradas me decían, ¡loco!, entre otras muchas sutilezas. Sonreí; todos saben que la cordura no es la mejor virtud de Don Quijote.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s