Triplete para empezar el año

 

Hace más de dos meses que se puso en marcha este blog. Como primer objetivo pretendía mostrar el arbitraje como algo más cercano al público. Ahora, una vez hechas las presentaciones, y coincidiendo con el inicio del 2009, creo que es oportuno introducir de forma semanal una entrada que cuente las experiencias de mis partidos de cada nueva jornada:

 

Las navidades se despedían y dejaban paso de nuevo a la actividad. Infinidad de enfrentamientos previstos en otro frenético fin de semana. Los polideportivos volvían a albergar encuentros de todas las edades después de tres semanas sin percibir el ruido del balón.

 

La pereza acumulada durante las vacaciones creaba cierto nerviosismo ante el hecho de volver a vestirme de negro y sacar el silbato y las tarjetas del cajón. Tres aventuras me esperaban en un fin de semana que se presumía duro.

 

Las calles alicantinas amanecieron el sábado despejadas de gente. Al pisar el césped rememoré el aroma a futbol y a competición ausentes durante las últimas semanas. El frío, síntoma de la temprana hora fijada para el comienzo del partido, se convertía en un inconveniente más. A las diez de la mañana sonó el silbato por primera vez, dando comienzo el partido de alevines entre el “Obrera” y el “Arena de Alicante”. Dos equipos de la parte baja de la tabla que afrontaban un partido igualado. El exceso de turrón y polvorones durante las fiestas fue notorio en las primeras carreras, al igual que el agarrotamiento producto de la baja temperatura. El encuentro comenzó embarullado, sin ocasiones y sin goles en la primera parte. En la reanudación, los equipos se animaron a la vez que asomaba el sol. El “Obrera”, que actuaba como local, se adelantó con dos goles, imposibles de remontar para el equipo visitante pese a acortar distancias en los últimos minutos. 2-1 fue el resultado final. Partido disputado, no muy vistoso, sin muchas protestas y con solo una tarjeta, mostrada al equipo local. Un comienzo suave, preparatorio para lo que vendría después.

 

         Por la tarde esperaba una contienda de juveniles. Como expliqué en una entrada anterior, la motivación es distinta que en edades menores. El cielo oscuro enseñaba alguna gota de lluvia. “Azorín Garbinet” y “Maristas” eran los dos equipos citados para batirse en duelo a partir de las ocho de la tarde. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por petición del equipo local (“Azorín”). Primera parte reñida en juego y posesión del balón, pero no en el marcador, puesto que el equipo visitante se adelantó en una jugada de estrategia. Galopadas por bandas y acumulación de hombres en ataque fueron las consignas del entrenador de Azorín para intentar remontar, y fruto de ello llegaron los dos tantos que dieron la vuelta al marcador en la segunda parte. Antes de esto, un penalty fallado por los locales; mano dentro del área sin apenas protestas. El resultado no se movió, pese a los intentos de Maristas por equilibrar el partido. Al final, 2-1, mismo resultado de por la mañana. El balance de la actuación arbitral es positivo; tres tarjetas amarillas para los de casa y una para los visitantes cerraron un acta de un partido en el que los dos equipos contribuyeron a que no hubiera complicaciones reseñables.

 

         Como remate al fin de semana, el domingo el despertador volvía a sonar al poco de amanecer. Los equipos infantiles de “Playas de Alicante” y “Sporting Plaza de Argel” disputaban a las diez un encuentro más desigualado a priori que los dos del día anterior. El marcador final de 7-2 para los locales (“Playas de Alicante”) manifestó una clara superioridad, sobre todo física respecto a su oponente. El primer gol llegó de penalty, al igual que el día anterior, por mano dentro del área. Al descanso se llegó con 2-1, e incluso el “Sporting” empató en la reanudación, pero el cansancio final acabó decantando el marcador de forma clara. No fue necesario sacar tarjetas, puesto que los chavales no actuaron con brusquedad. Como invitado no esperado aparecieron las agujetas, siempre presentes tras las navidades.

 

Los primeros partidos del 2009 son ya historia. Intenso fin de semana, con tres victorias de los equipos que jugaban en casa, cuatro tarjetas (tres a equipos locales, una a visitantes) y dos penaltis señalados. A partir de ahora el objetivo es mejorar físicamente para afrontar la segunda mitad de temporada en plenas facultades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s