Actores con el balón y las diferencias con la premier

images 

 

¡El peor árbitro de la premier es mejor que cualquier árbitro español!, ¡Los árbitros de la liga inglesa tienen más estilo y son más dialogantes!, ¡Ojalá los colegiados españoles aprendan de los británicos!…estas frases se escuchan en un campo de fútbol. En España existe el mito de que los árbitros nacionales son “muy malos”, y los ingleses “un ejemplo a seguir” incluso en el estilo a la hora de sacar tarjetas. Este debate se agudizó cuando un árbitro británico pidió perdón por cometer un error. Poco pueden hacer los colegiados españoles por revertir esta opinión llena de subjetividad. Yo pienso que no hay tantas diferencias. Tanto referees como árbitros nacionales saltan al terreno de juego con la ilusión de hacer bien su trabajo, aciertan, fallan, y no se libran de las críticas. La distinción hay que buscarla en el fútbol y en los futbolistas, ¿pero es para tanto?

 

El futbol inglés a priori es más bonito, más vistoso, más limpio, los jugadores se quejan menos, las aficiones animan más, hay menos piscinazos (simulaciones de penalty deliberadas)¿es cierto esto? ¿Tanta es la diferencia de los inventores del fútbol con nosotros? El fair play (juego limpio), es una ocurrencia inglesa, pero en las islas la vida no es tan maravillosa como parece. Los jugadores también protestan, los árbitros también tienen que sacar tarjetas…algunos afirman que los españoles que juegan en Inglaterra se vuelven mansos con el colegiado, y no lo niego, porque allí hay una mentalidad diferente, pero la diferencia no es tan manifiesta como se pretende mostrar.

 

El caso de los piscinazos es lo más alarmante. Hace poco jugaba a un simulador de consola en el que ya existe una tecla para que los jugadores se caigan al suelo como si les hubieran pegado un tiro. Los árbitros restarían errores si los jugadores pusieran de su parte. El mundo de la interpretación y el del balón pueden formar una combinación, y si no que se lo digan al delantero colombiano que consiguió engañar al árbitro en el denominado “mayor piscinazo de la historia”. En Inglaterra no se libran de artimañas en las áreas; Henry no necesitó venir a España para caer con facilidad. Los aficionados atléticos aun lamentan el supuesto piscinazo de Gerard, toda una insignia del fútbol inglés, que les costó el empate en el último minuto. Quizá lo que haga falta es mano dura contra este tipo de jugadas, como en el caso del interista Adriano.

 

Inglaterra, aunque no se pueda ir en coche, no está tan lejos. Hay cosas que son diferentes, no lo dudo. Sólo en la isla se podía disfrutar ayer de un Newcastle – Liverpool en plenas navidades, mientras el resto de ligas están de vacaciones. ¡Pero ojo, digo diferente, no mejor ni peor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s