Sancho Panza desvirgado

asistente4

 

 Siempre hay un primer día para todo. Yo he pasado muchos de esos “primeros días”; primer día en el mundo, primera palabra, primer diente de leche, primer día de guardería, primer suspenso, primer beso, primera novia, primer día de Universidad, primer empleo, primer partido como árbitro…

 

El otro día algo me ocurría por primera vez. El viernes pasado era mi debut como árbitro asistente, ese que corre la banda agitando la bandera. A partir de una determinada división, los colegiados acuden a los partidos con dos escuderos, sus dos “Sancho Panza” particulares. La figura del árbitro asistente es importante en el panorama arbitral, y lo ha sido a lo largo de la historia.

 

Para contar la experiencia me remonto a la temporada anterior, cuando acudía a las clases semanales que me adiestraron para ser un futuro árbitro asistente. Fueron dos meses, no más de diez clases teóricas, y una práctica, las que formaron una base ampliada por la cantidad de partiditos vistos en televisión. Estos eran mis precedentes, nada que ver con vestirse de corto y salir al campo.

 

A principios de esta temporada, el que el año anterior había sido profesor mío en esto de la bandera, prometió llevarme con él en algún partido de juveniles, y el otro día cumplió su promesa. El partido era el viernes a las 8 y media, entre el Jove Español de San Vicente  y el Oliva. Aun era martes, y había tiempo suficiente para mentalizarme, repasar dudas, y acumular nervios.

 

Durante esa semana leí el blog de un compañero que había tenido recientemente la misma experiencia que iba a tener yo. Una vez hecho mi debut, me siento identificado con su relato en muchos aspectos.

 

Llegó el día, los nervios aparecieron, aunque los esperaba. Como debutante rellené el acta y actué en la banda en la que no había banquillos ni gradas, algo que se agradece, puesto que me permitió concentrarme sin verme distraído por los gritos y protestas. El partido terminó 3-2, y curiosamente la segunda mitad, en la que se marcaron cuatro goles, y hubo más movimientos de banderín, es de la que mejor recuerdo guardo.

 

Una vez la experiencia tan solo es un recuerdo, no puedo olvidar muchos detalles. Al principio mi mano se rodeaba de una tensión de la que no podía desprenderme, el juego era demasiado rápido, y mi vista y atención tenía que centrarse en muchos aspectos a la vez. Con el paso de los minutos, y tras la calma del descanso, ese agarrotamiento e inseguridad fueron desapareciendo a la vez que crecían en mí destellos de firmeza y autoridad.

 

El balance final es positivo. Un hecho más que sumar a mi lista de “primeras veces”. No puedo obviar un agradecimiento al árbitro y amigo que ha confiado en mí. Ahora sólo resta esperar la siguiente oportunidad con expectativas de superación, porque pese a que apenas menciono errores, los hubo, supongo que fruto de la inexperiencia…

Anuncios

5 Respuestas a “Sancho Panza desvirgado

  1. Me alegro mucho de que vayas pregresando en el arbitraje. Sé que te gusta mucho y me llena de felicidad saber que estás haciendo algo que te gusta.
    Un saludo Don Quijote de la Mancha,

    Ainhoa.

  2. Cada vez escribes mejor, la calidad del blog aumenta por párrafos.
    Por cierto, siempre he tenido esta duda: ¿los equipos, en su empeño por despistar a los árbitros, colocan ‘Dulcineas’ en las gradas?

    Un saludo y enhorabuena

  3. Sensaciones extrañas de describir, que sintetizas bastante bien. Yo, del vago recuerdo que tengo de mi debut como asistente, te puedo asegurar que estuve peor que tú. Conforme sumes temporadas, cuando eches la mirada atrás, descubrirás que los recuerdos de esos partidos “tan señalados” no son “para tanto”. La autofirmeza, y la cantidad de valores que se adquieren gracias al arbitraje, hacen que cuando vienen momentos duros se puedan sobrellevar. Sigue en esa línea, crack. Estás hecho un fenómeno de la “alcachofa” y pronto lo harás con el silbato.

  4. Pingback: Punto y seguido « Don Quijote de la cancha·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s