¡De película!

images3

El fútbol y el cine han tenido varios nexos de unión en forma de producto cinematográfico en los últimos años. Fernando Tejero,Alberto Sanjuán, o Ernesto Alterio son ejemplos de actores que se han puesto en la piel de futbolistas para interpretar un papel, pero no recuerdo ninguna película de árbitros. Pues bien, este fin de semana ocurría un hecho que es perfectamente digno de ser llevado a la gran pantalla. Se podría crear un argumento propio de las películas del Oeste. Un bueno, un malo, un pistolero… Todo parece un poco surrealista, pero es que hay que tomarse con humor algunas cosas que pasan dentro del mundo del arbitraje.

 

Sería interesante debatir si debe permitirse o no la tendencia de armas. Los Yankees pueden dormir con un revolver bajo la almohada, y unos pensarán que les va mejor, y otros que les va peor. Pero aquí, en España, la ley es como es, y portar armas está prohibido, y si se usan para intimidar, pues mucho más.

 

Se han llevado tornillos o cabezas de cochinillos a los estadios, que parecían de por sí extravagantes objetos que lanzar a un terreno de juego, pero lo de este domingo en La Coruña me parece aun más original, ¡Un revólver, ni más ni menos!

 

No vi el partido, pero leyendo la crónica, el armado aficionado no debió quedar satisfecho con el penalti que se le sancionó a su equipo en la primera parte del partido de la autonómica norte entre el Vizoño y el Laraza, porque en el descanso se tomó la justicia por su mano. Se me empiezan a ocurrir títulos para la película en cuestión ¡El último penalty¡ ¡El penalty más trágico del mundo! Continuando con el argumento de la historia, en el clímax de la trama, el pistolero, que actuaría como malo de la película, ¡o a saber si el malo no era el árbitro!, comenzó una huida del estadio ante la incredulidad de los presentes, que le llevó a su casa donde fue arrestado. Aquí vuelvo a recordar la ley en nuestro país en lo que a estas cuestiones respecta. En esta parte me planteo si no hubiera sido mejor meter algo de chispa a la acción. Como he leído en opiniones sobre el tema, ¿que hubiera pasado si el sujeto hubiese bebido unas copas de más antes del partido? Si hubiera sido así, la película ya merecería incluso un Oscar, pero afortunadamente, no fue así, y el colegiado pudo acabar de realizar su trabajo, ¡que esa es otra! En su lugar, no se cuantos árbitros habrían tenido cuerpo como para seguir realizando el cometido por el que había acudido al campo.

 

Me pregunto si de cara a un futuro los árbitros además de pito y tarjetas llevarán chalecos antibalas. Vivimos en un mundo en el que se asume la existencia de agresiones a los árbitros, se les intenta humillar, ¿pero esto no es ir demasiado lejos?, ¿dónde vamos a llegar? Si fuese Amenábar o Almodóvar ya tendría el guión para el siguiente proyecto. Lástima que este sea el guión de la pura realidad. 

 

Anuncios

4 Respuestas a “¡De película!

  1. Tú lo has dicho: a pitar con chaleco antibalas. Un casco tampoco vendría mal y, si apuramos, no estarían de más unos tapones para los oídos y para los odios.
    El tono de la entrada está muy bien logrado, con mucha cercanía.
    Te seguiré leyendo, aunque espero que no sea en las necrológicas.

    ARRIBA LOS ÁRBITROS

    Un saludo

  2. Hola quijote:

    Cada día más brillantes tus actualizaciones, por lo que veo, aunque con alguna inexactitud.
    Por si silve de algo, ahí te aporto un dato al hilo de tu primer párrafo, y por si les sirve de entretenimiento al resto de bloggeros que siguen uno dedicado al mundo arbitral.
    Claro que hay pelis de árbitros, y una muy buena, en concreto, protagonizada por Alex Angulo, titulada “Matías Juez de linea”.
    En ella, Matías (juez de linea de profesión) prometió a su madre en el lecho de muerte que nunca mentiría. Cuando arbitra un partido de la selección nacional española de fútbol y ésta comete un penalty en el último minuto, no le queda otro remedio que ser fiel a su promesa y pitarlo. Por culpa de ello España no se clasifica para el mundial y Matías se ve obligado a huír para que no le linchen. Acaba refugiándose en un pueblo de la costa de Galicia en el que todos se dedican al contrabando.

    No cuento más, la veis, y pasais un buen rato. Y de paso nos olvidamos un poco de toda esa violencia que asola cualquier reunión multitudinaria de gente, no sólo el fútbol.

    Saludos cordiales.

  3. Hola Compi. Creo sinceremante, que añadir algo más a lo que TÚ has dicho no hace falta.
    A pesar de que soy borde y todas esas cosas….. sé reconocer cuando algo está bien hecho, y en este caso tu blog está muy pero que muy bien hecho. Además, tratas un tema delicado que te puede acarrear problemas y eres valiente para poner tu nombre.
    Enlazando con el tema de mi blog, como continúen las cosas así los árbitros tendrán que llevar todo el rato un policia, como los tenistas en sus descansos para evitar que se produzca de nuevo el casa de Mónica Seles.

    Adelante César, sigue así. Recuerda que los cobardes nunca llegan a la meta, y tú con este blog estás demostrando que llegarás y muy lejos.

    Gracias por los consejos de ayer.
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s